¡¡ Todavía queda mucho por hacer en el comercio electrónico !!

jueves, 18 de septiembre de 2008

La semana pasada necesitaba comprar unos libros y decidí comprarlos por Internet.

Para ello seleccioné una tienda electrónica que en el mundo tradicional tiene gran prestigio.

Una vez que encontré los libros, "por deformación profesional" y como medida de seguridad, me puse a comprobar si la página disponía de un método de pagos seguros, pude ver que no disponía de éste sistema; es decir ninguno de los formularios de recogida de datos disponía de un sistema criptográfico, no se cifraba ni los datos identificativos ni siquiera los bancarios que es lo más común en los comercios electrónicos; por lo tanto tanto mi nombre y apellidos como dirección y número de tarjeta de crédito podían ser interceptados por un posible hacker

Posteriormente me dispuse a buscar cual era la política de privacidad y las condiciones generales de contratación, mayor fue mi decepcción porque no se decía nada de si me iban a enviar publicidad; pero lo más decepccionante es que no me decía nada sobre cual eran los gastos de envío y si habia un sobreprecio por pagar contra-reembolso.

En el comercio electrónico se indicaba un telefóno para consultar sobre el proceso de compra-electrónico, así que me dispuse a llamar, me atendió una amable señorita que me explicó la información de forma rápida y eficiente; incluso me ayudó a encontrar un libro que no encontraba.

Asi que visto lo visto, ante la falta de medidas de seguridad estuve pensando si comprar en éste comercio electrónico o no, dado que no cumplia ninguno de los requisitos que estipula la ley, ni de los que habitualmente siempre he asesorado a mis clientes; es decir comprar en éste comercio virtual o no; al final como era el único comercio electrónico que tenia los libros que yo necesitaba me decidí a comprar pero utilizando como medio de pago "contrareembolso" para evitar que mi tarjeta fuera interceptada por un posible hacker.


Mi pregunta es la siguiente:

¿Tan difícil es incluir en nuestra tienda electrónica toda ésta información que me facilitaron amablemente por teléfono?

En éste caso creo que el coste económico no es el condicionante para no hacer las cosas bien. Creo que hay veces que es más fácil y productivo económicamente hacer las cosas bien que mal.

¡En fin! ¡Luego se quejarán de que venden poco por Internet y de que la forma más utilizada para comprar por Internet es el contrareembolso!!!

1 comentarios.:

Javier dijo...

¡Hola!

Realmente existen páginas de comercio electrónico que piensan que con poner un aviso legal y una política de privacidad de plantilla, copiada de otro sitio basta.

Muchas además se olvidan de poner las Condiciones de Contratación, o no reunen todos los requisitos de obligado cumplimiento por la diversa normativa al respecto.

Un saludo y enhorabuena por el blog, lo tengo agregado a mi lector de rss desde el principio.

Javier